Tendencias

Motines en cárceles de Perú por miedo al coronavirus deja 9 presos muertos

Una revuelta provocada por los temores del coronavirus en una cárcel superpoblada de Lima, Perú, ha dejado nueve internos muertos, según el servicio penitenciario peruano INPE.

Los prisioneros encendieron fuegos y salieron del confinamiento de sus celdas hacia las áreas comunales de la prisión Miguel Castro Castro a primera hora de la tarde del lunes, informó Dan Collyns desde Lima.

Las imágenes de televisión mostraron a los prisioneros sosteniendo pancartas y carteles que decían: "Queremos vivir, pero fuera de estos muros" y "Derecho a la vida", exigiendo su liberación. Otros mostraban a los presos en los tejados de la cárcel enfrentándose a los policías que respondían con gases lacrimógenos y armas de fuego.

Por la noche, unos 200 policías y 70 soldados habían sofocado la revuelta, pero se preguntaba sobre el uso proporcional de la fuerza después de que los informes iniciales de tres presos muertos se elevaran a nueve. Cinco policías y 60 funcionarios de prisiones resultaron heridos en el incidente, según las autoridades.

Presos con una pancarta que dice "hay dos muertos" se reúnen alrededor del cadáver de un preso que fue asesinado durante un motín en la prisión Miguel Castro Castro en Lima, Perú, el lunes. Fotografía: Rodrigo Abd/AP

Los reclusos sostienen un letrero que dice en español "Derecho a la vida". Queremos vivir pero fuera de estos muros", mientras se reúnen en un patio durante el motín. Fotografía: Rodrigo Abd/AP

Los prisioneros protestaban por la falta de atención médica y de equipo de protección personal después de que se sospechara que un recluso había muerto de un coronavirus en la notoria cárcel de las afueras de Lima. Los informes de los medios de comunicación locales afirman que la violencia estalló después de que el cuerpo fue dejado en un área comunal de la prisión, pero el jefe del servicio penitenciario de Perú, Gerson Villar, lo niega.

Villar dijo a los medios locales que el servicio penitenciario estaba investigando las muertes. "[Los oficiales] no utilizaron armas de fuego, utilizaron escopetas de perdigones", dijo, insistiendo en que los oficiales recibieron "armas no letales".

Se encontró que unos 631 prisioneros estaban infectados con el virus coronario después de que se realizarán 1.393 pruebas rápidas en las cárceles de Perú, añadió Villar.

Los familiares de los prisioneros protestan frente a la prisión Miguel Castro Castro. Fotografía: Sergi Rugrand/EPA 

En toda América Latina, las cárceles están notoriamente superpobladas y son violentas, y Perú no es una excepción. Covid-19 ha impactado fuertemente en su población carcelaria de alrededor de 97.500 personas. Al menos 500 reclusos fueron infectados con el virus y se informó que 13 murieron junto con cinco funcionarios de prisiones, según informaron las autoridades la semana pasada.

Algunos grupos de derechos humanos están pidiendo al gobierno peruano que permita el arresto domiciliario durante la pandemia.
Alrededor de 3.000 reclusos vulnerables iban a ser liberados en medio de los temores sobre la propagación del Covid-19 en las cárceles del país, según anunció el Ministerio de Justicia la semana pasada.

El humo se eleva de la prisión durante el motín, que dejó nueve personas muertas y dos heridas, según el último informe oficial. Fotografía: Sergi Rugrand/EPA

Referencia: Dan Collyns, Theguardian.com

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto