Tendencias

El COVID-19 tardará 4 ó 5 años en controlarse, según científicos

La "vuelta a la normalidad" es un anhelo frecuente entre la población global ante la pandemia por coronavirus (COVID-19). Sin embargo, expertos en salud y etnografía con frecuencia recalcan lo inevitable: nada será igual "después de".

Aún con la vacuna y la "cura universal", la vida podría nunca volver a ser la misma gracias al coronavirus y a la diversa evolución que ha mostrado en diferentes pacientes.

Dentro de la propia Organización Mundial de la Salud (OMS), su jefe principal —Tedros Adhanom Ghebreyesus— advierte que lo peor de la pandemia está por venir gracias a las repercusiones al sistema de la salud. Por otra parte, Mike Ryan (jefe de emergencias sanitarias de la OMS) insiste en que el regreso a la normalidad no será posible, más bien, habrá que acatar una "nueva realidad".

Mientras tanto, la doctora Soumya Swaminathan —científica clínica de la OMS— aseguró durante una conferencia digital de Financial Times que pasarán cuatro o cinco años hasta que la sociedad tenga al COVID-19 bajo control. Esto quiere decir que, aún con la cura o la vacuna, las brechas de acceso y los diferentes historiales médicos podrían obstaculizar la inmunidad (o recuperación) de los individuos.

"Muchos factores determinarán por cuánto tiempo y en qué medida (el coronavirus) sigue siendo una amenaza, incluyendo si muta, si las debidas medidas de contención son bien implementadas, o si la vacuna desarrollada es realmente efectiva (...) No existe aquí una bola de cristal, pero la pandemia podría empeorar potencialmente."

Finalmente, la experta no descartó que dentro de los próximos cuatro ó cinco años, el coronavirus siga representando un desafío para todos los gobiernos, así que se requerirán de medidas graduales y específicas para que los sistemas de salud no vuelvan a colapsar como en meses previos.

Las cuarentenas de hecho, podrían normalizarse como regulaciones frecuentes. Por lo tanto, podría haber lapsos dentro de los siguientes años, en los que quedarse en casa sea necesario... otra vez (aunque se espera que sea más de forma precautoria que urgente).
Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto