Tendencias

El ejercicio reduce el riesgo de morir por COVID-19 según ESTUDIO

El ejercicio puede ayudar a reducir el riesgo de la mortal complicación de COVID-19.

UN ESTUDIO DE LA UNIVERSIDAD DE VIRGINIA ENFATIZA LA IMPORTANCIA DEL EJERCICIO PARA EVITAR COMPLICACIONES POR EL NUEVO CORONAVIRUS

Los científicos revelan constantemente los beneficios recién descubiertos del ejercicio. En los experimentos de los últimos 10 años, la investigación ha encontrado que el ejercicio puede ayudar con un problema respiratorio conocido como SDRA.

El SDRA es un tipo de fallo respiratorio caracterizado por la rápida aparición de una inflamación generalizada en los pulmones que impide que el oxígeno llegue a los órganos. Se ha reportado en muchos pacientes de COVID-19.

¿Qué es el SDRA?

La causa de muerte del 3% al 17% de los pacientes infectados con SARS-CoV-2 es el SDRA. Los pacientes de COVID-19 con esta lúgubre complicación clínica tienen una tasa de mortalidad superior al 50%.

Específicamente, el SDRA puede ocurrir cuando una infección viral de las células de los pulmones activa el sistema inmunológico y atrae a los glóbulos blancos para que viajen por el torrente sanguíneo al tejido pulmonar para combatir la infección viral.

Sin embargo, cuando aparecen demasiados glóbulos blancos en el tejido pulmonar a la vez, puede causar daños en el tejido pulmonar. Esto se debe a que producen demasiadas moléculas dañinas llamadas radicales libres que rompen las proteínas, la membrana celular y el ADN.

Como consecuencia, los vasos sanguíneos del pulmón se filtran, causando la acumulación de líquido en el tejido pulmonar, y los sacos de aire del pulmón se llenan de líquido. Esto evita que esos mismos sacos de aire, llamados alvéolos, se llenen de aire, bloqueando que el oxígeno del aire llegue a la sangre. Los pacientes mueren por falta de oxígeno.

Las células que recubren nuestros vasos sanguíneos son células endoteliales de forma plana. Un primer paso en este complicado proceso de la enfermedad del SDRA es que el revestimiento del vaso sanguíneo se vuelve pegajoso a los glóbulos blancos al producir proteínas pegajosas en la superficie de la célula, un fenómeno llamado activación de las células endoteliales.

Esto desencadena un círculo vicioso; cuanto mayor sea la activación de las células endoteliales, más radicales libres liberarán los glóbulos blancos. Esto a su vez destruye las células endoteliales, haciendo que el vaso sanguíneo gotee más y dañe el tejido pulmonar.

Un antioxidante inducido por el ejercicio en nuestro cuerpo

El ejercicio de resistencia promueve la producción de un antioxidante llamado superóxido dismutasa extracelular (EcSOD) que descompone el superóxido de los radicales libres fuera de las células.

La EcSOD es la única enzima antioxidante que se segrega en la sangre y que llega a otros órganos vitales y se une a las células endoteliales y a otras células a través de una estructura única de unión de la enzima. Esto hace que EcSOD sea diferente a cualquier píldora antioxidante suplementaria o comida rica en antioxidantes que podamos consumir. Un antioxidante oral, una vez absorbido por la sangre, no se dirige a un órgano determinado para proporcionar protección, mientras que EcSOD se adhiere a órganos específicos.

Aprenda con el ejercicio

Estos estudios han aportado pruebas de principio de que la entrega del gen o la proteína de la EcSOD para elevar la cantidad de EcSOD en la sangre y los órganos vitales puede ser una intervención eficaz para la protección de los pulmones y otros órganos vitales contra los daños causados por el SDRA y la insuficiencia de múltiples órganos.

Por ejemplo, los estudios futuros pueden identificar el tipo de ejercicio, la intensidad y la duración para aumentar de manera óptima los niveles de EcSOD en los pulmones y otros órganos vitales en los seres humanos para construir la defensa contra las complicaciones mortales de COVID-19 u otras enfermedades. Por supuesto, los hallazgos pueden inspirar la investigación para fomentar terapias farmacológicas, proteínicas y/o genéticas para tratar a los pacientes de COVID-19 con SDRA.

La historia de los antioxidantes de la EcSOD es sólo una de las muchas sobre los beneficios de salud del ejercicio. Creo que podemos aprender del ejercicio para desarrollar terapias efectivas para tratar el SDRA causado por COVID-19 y otras enfermedades.
Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto